Cuentas y Billeteras Digitales

Cuentas y Billeteras Digitales

Para las pequeñas empresas contemporáneas, la dificultad para su éxito no radica en generar productos y servicios, sino en llegar al gentilicio que es su objetivo de mercado y manejar de forma eficiente su cartera de clientes. Para estas, es complicado poder soportar el crecimiento, las ventas y la atención al cliente, a través de la fortaleza financiera, lo cual se refleja y se genera dentro de la compañía.  Las cosas se complican por la complejidad existente para la obtención de un crédito financiero de parte de la banca tradicional, por razones como: por la forma en la que se analiza el riesgo crediticio, el cómo se llega a los clientes, la estructuración de los productos o las condiciones en la que dichos servicios o productos son ofrecidos. Los rubros que más crecieron y sufren de estos inconvenientes, se refieren a personas o comercios que antes operaban sólo en efectivo: vendedores en ferias, mecánicos, bares y veterinarios, estaciones de servicio, autoservicios chinos, supermercados mayoristas y hasta psicólogos, plomeros y un amplio abanico de profesionales independientes, entre otros.

Del otro lado del mostrador, es decir, del lado del consumidor final, es más la parte de la ciudadanía que evita tener que llevar dinero en efectivo y tarjetas de crédito, sin pagarle comisión a Visa ni a Mastercard, y con la oportunidad de hacerse de pagos y dinero de forma inmediata. Además, hoy solo se cuenta con la información de quién adquiere productos financieros o realiza giros a través de entidades financieras físicas; pero no de quién paga facturas, accede a servicios de transporte o hace recargas de celular. Personas que también acceden a servicios financieros, ágiles, simples y desde el celular, que permitan hacerlos visibles en las transacciones económicas.

La tecnología avanza a gran velocidad y con ella, el crecimiento del número de personas que tienen acceso a internet y a teléfonos “inteligentes”; la mayor parte de clientes han pasado de la banca tradicional a la banca virtual; o bien han sustituido directamente a su entidad financiera por una empresa FinTech¸ migrando así sus operaciones bancarias y compras a plataforma digital. A diferencia de esta, la banca tradicional sigue apostando por el cliente que usa cartilla y efectivo usando como principal baluarte la infraestructura de sucursales, papeleo, etc. A menudo ofreciendo productos estandarizados, y procesos más burocráticos, largos y con más trabas y requisitos: Importes elevados, necesidad de avales y requisitos adicionales por parte de la entidad como por ejemplo ser cliente del banco.

De esta forma, el mercado financiero móvil ha ganado más peso que el mercado financiero tradicional, que fue el medio porque el que el sistema financiero tradicional tuvo que acceder a la competencia de captar clientes, cambiando de escenario sus cuotas de mercado, logrando coexistir las dos modalidades. Siendo muy normal encontrarnos cada vez más con productos financieros que hagan uso de este elemento para incrementar su seguridad y practicidad, enfocando su publicidad en la cuenta digital.

Banca Móvil: La cuenta Digital

Todo tiene sus pros y sus contras, las ventajas comparativas de los medios financieros de la banca móvil son la comodidad, rapidez y facilidad de la gestión; además de un trato personalizado en algunos casos. La cuenta digital apuesta más por un soporte 100% online y 24/7 para el usuario, garantizando múltiples servicios, como solicitar un préstamo personal, seguros o inversiones desde un perfil de usuario, consultar los últimos movimientos además de ver operaciones desglosadas, separación de ingresos y gastos, extracción de fondos en cajeros automáticos, transferencias, domiciliar el pago de servicios y tarjetas de crédito. Estos servicios al ser contratados y operados en línea no suelen cobrar comisiones iniciales ni de mantenimiento; por otro lado, a pesar de dichas facilidades, la banca móvil está sujeta a los mismos lineamientos financieros de la entidad financiera que la desarrolla.

Si tenemos en cuenta que en muchos países la mitad de la población no está bancarizada y, a la vez, que hay un alto grado masificación de teléfonos inteligentes, resulta natural que para pagar un producto o servicio se vaya imponiendo el teléfono a la tarjeta o al “cash”;  aquí las billeteras digitales y las compañías FinTech, juegan su rol principal. La modalidad de pagos por celular está en expansión y los pagos en efectivo descendiendo. Son varios los motivos que explican este comportamiento: desde aspectos vinculados con la facilidad de uso a otros, como el no tener que acudir a un cajero a retirar billetes. A la par, se ha incrementado la cantidad de establecimientos con esta modalidad de pago. El pago por celular es ideal para profesionales independientes o comercios pequeños que solucionan sus inconvenientes que surgen de cobrar en efectivo, y poder olvidarse de los medios físicos o plásticos, con solo portar el celular.

La Billetera Digital

Una billetera digital no es más que un administrador financiero virtual a través de un programa de software o aplicación móvil, que permite hacer transacciones comerciales en establecimientos físicos o realizar compras virtuales, como si de tu tarjeta de débito o crédito se tratara, pero sin la necesidad de portarla en físico o de registrarla cada que se realiza una compra online, siendo posible registrar y administrar varias cuentas bancarias desde la misma aplicación con solo autorización de pago.  También es posible asociar tarjetas de regalo y de fidelización, y permite hacer las transacciones con los comercios, como si fuera tu tarjeta débito o crédito, necesitando solo de él a la hora de realizar cualquier pago. Uno de los diferenciales principales, es que todas aquellas personas que reciben dinero a través de una billetera virtual, pueden retirar sus fondos desde cajeros automáticos posean o no una cuenta bancaria. Ofreciendo una total libertad de los usuarios que pueden acceder y utilizar esta clase de servicio online, totalmente compatible con métodos de pago como PayPal o Payoneer, apertura de cuentas con cero monto, sin mantener un saldo mínimo, sin necesidad de portar tarjeta en físico de ninguna entidad bancaria para retirar del cajero ni realizar compras en físico, y siempre con fondos respaldados por bancos, que bien podría ser un banco digital también.

Estos son algunos de los muchos beneficios que se obtienen al poseer una billetera digital, junto con todas las funciones de una cuenta bancaria común; solo que con las tremendas posibilidades de la comodidad de la digitalización: transferencias a terceros, creación de códigos de seguridad, operaciones financieras sin cobro de comisión, depósitos a través de cajeros automáticos o tiendas, consulta de estado de cuenta con movimientos de ingresos y egresos, todo esto es posible con solo abrir la app y loguearse con su usuario y contraseña. También, mediante la tecnología de comunicación de campo cercano (NFC por sus siglas en inglés), basta con solo acercar el celular al datáfono, como si de una tarjeta de transporte masivo se tratara. Actualmente no cualquier establecimiento permite cancelar las compras por este medio en Colombia; algunos estudios indican que la tasa de crecimiento del Home Banking ronda el 30%, la de diferentes apps de Mobile Banking escalan a un 100%; y el uso de la billetera digital, llega a un 600%, aspirando a que suceda como Japón y Estados unidos, países donde ya está habilitado y ha sido utilizado con mucha receptividad.

Hay que tomar en cuenta que la información de las tarjetas y registro de perfil de las billeteras digitales están almacenadas en servidores externos (Samsung, Apple, PayPal, Google…). Al tener esta información afiliada y de fácil acceso en el celular, recuerda informar inmediatamente en caso de pérdida o robo, así como también mantener la configuración original de tu dispositivo; “rootear” o “liberar” un teléfono celular u otro dispositivo, lo hace susceptible a instalación de malware espías, propiciando el robo de información y por ende, mal uso de tu billetera virtual, que como cualquier otra aplicación móvil, es bueno mantenerla actualizada, ya que usualmente las actualizaciones corrigen cualquier problema de seguridad detectado o amplía los servicios de la app.

Las Sociedades Especializadas en Depósito y Pagos Electrónicos: SEDPE

Una de las prioridades para el sector financiero es aumentar la inclusión financiera. En Colombia, con el fin de lograr estos objetivos, el gobierno nacional en cabeza del Ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas y la Superfinanciera, impulsaron la creación de la Ley 1735 de 2014, con la que se formaron las Sociedades Especializadas en Depósito y Pagos Electrónicos –SEDPE- entidades financieras livianas, sin la rigidez de la infraestructura que causa la demora en la inclusión financiera, para visibilizar a todos aquellos que el sistema de los bancos tradicionales ha dejado por fuera; una vez que estos usuarios tienen productos en estas sociedades,, empiezan a crear historial crediticio y acceden a otros productos del sector como créditos o seguros, con ayuda de sus bases en la tecnología y las comunicaciones.

Estas entidades financieras “livianas” se rigen por una licencia bancaria un poco más ligera que la de los bancos tradicionales; sin que por ello, signifique que las licencias de este tipo sean menos estrictas con sus productos financieros, pues estas nuevas sociedades Sedpe,  precisan de un capital mínimo requerido para solicitar la constitución de una Sedpe y aval de la Superfinanciera; las Sedpes están sujetas a la inspección, vigilancia y control de esta entidad y los depósitos captados están cubiertos por el seguro de depósito administrado por el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras. Una licencia más ‘light’ lo que promovió fue que empresas de tecnología pudieran prestar servicios financieros, especialmente de captación.

De acuerdo con la Ley 1735 de 2014, las Sedpe pueden hacer captación de recursos, pero no de colocación. Además, pueden recibir recursos monetarios del público únicamente mediante depósitos electrónicos, sin poder otorgar crédito ni ningún otro tipo de financiación. En cuanto al modelo de ingresos de las Sedpe, esto depende de cada caso, donde podrían o no cobrar cuotas de manejo.

Movii

Entre estas nuevas compañías consolidadas se encuentra Movii, la primera Sociedad Especializada en Pagos y Depósitos Electrónicos: SEDPE, con una plataforma 100% digital. Los usuarios de Movii cuentan con los siguientes servicios: Cuenta de ahorros creada únicamente con el número de identidad, tarjeta de débito recargable MasterCard que se adquiere a través de la app o en supermercados a nivel nacional para pagar en comercios y plataformas digitales, además de realizar retiros de efectivo, Se podrá recargar en puntos Baloto y Moviired en todo el país; envíos de dinero entre usuarios, sin ningún costo y transferencias, compra de contenido digital desde la app, facturación de acueducto, electricidad y gas natural, pagos de factura de servicios públicos y privados de más de 800 convenios de compañías, así como recargas de celular para las operadoras más usadas del país. También, como plataforma digital Movii, a través de sus aliados, permite a terceros acceder a nano-créditos basados en los perfiles de consumo desarrollados por la Inteligencia Artificial y el Machine Learning de la aplicación, todo desde tu celular.

Nequi

Nequi es otra app para manejar organizar, administrar y disponer de tus ingresos por medio del celular. Nequi ofrece una cuenta de ahorros simplificada (sin importar que nunca hayas tenido una cuenta bancaria) que puede abrirse con datos mínimos a través del celular, retiro de efectivo, organización y personalización de tus finanzas, pagos en línea o en datafonos en establecimientos considerados ‘puntos Naqui’; pedir préstamos de dinero de parte de otros usuarios al instante, solo con el número de teléfono; transferencias y cobros de una manera sencilla. Este tipo de cuenta (trámite simplificado) tiene un tope máximo de saldo de $5’377.741 de pesos y en movimientos de retiro o pago un límite de $1’930.471 de pesos al mes; estos  topes son establecidos por normativas que rigen este sector. La entidad bancaria que la respalda es la marca Bancolombia, por lo que dispones de sus cajeros automáticos para el retiro de efectivo, pero funcionando de forma independiente; esto quiere decir que la línea de atención al cliente y las sucursales de Bancolombia no están preparadas para atender a usuarios de la aplicación móvil.

DaviPlata

Así como Nequi, otra app respaldada por otra compañía física es DaviPlata, con la diferencia de que este no necesita de una tarjeta sino que trabaja a través de códigos enviados al celular para retirar dinero.  Esta app permite manejar el dinero desde cualquier lugar de Colombia, afiliándose desde el celular de forma rápida y segura, solo con los datos de identificación;  entre sus beneficios se pueden mencionar: recibir giros nacionales e internacionales desde una cuenta Davivienda, desde una oficina Davivienda, desde otro banco, por abonos de nómina o a través de otro afiliado DaviPlata. El dinero lo puede utilizar o sacar en cajeros automáticos Davivienda o en ‘puntos DaviPlata’.

OmniBnk

Existen otras alternativas que van más allá que la simple administración de capital personal, sino que integran un sistema de financiado. Capital Logistic era una compañía colombiana, experta en ‘Confirming’ y ‘Factoring’ financiero desde 2009; contaba con una red de corporativos y proveedores, junto al registro de la huella digital de dichos proveedores y múltiples compañías y micro empresas; estas son vitales para realizar análisis financieros a través de sus datos, por medio de herramientas digitales como el ‘Machine Learning’ y el análisis de ‘Big Data’ con sistemas de inteligencia artificial. Esta base de datos fue aprovechada por OmniBnk, el neo-banco de las Pyme -Pequeñas y Medianas Empresas- en América Latina. Tras la absorción de dicha compañía colombina (Capital Logistic) en el 2018, garantizando así su ingreso a Colombia a través de un medio competente, preparado y principalmente que desarrollara su actividad desde un medio digital, quitándole la necesidad de conformar una empresa análoga en Colombia. Su principal objetivo es utilizar la facturación electrónica y la asociación de empresas y proveedores de todos los tamaños, para crear las fuentes de información de la organización y así poder crear soluciones significativas a través del diseño de estrategias financieras a la medida de cada compañía, y a través del financiamiento y sistemas de crédito luego de realizado el respectivo estudio de riesgos de contraparte y las formas de solucionarlos, que arrojan el programa de crédito y las estrategias personalizadas para pequeñas compañías que no encajan en el perfil de estado crediticio de entidades bancarias tradicionales, así como también para proveedores e importantes clientes corporativos.

El efectivo vs. E-commerce

En el territorio colombiano aún predomina el efectivo como la principal forma de pago, donde estadísticamente hablando, 9 de cada 10 pagos se realizan por este medio, y una porción considerable de colombianos no puede adquirir algunos servicios financieros, principalmente online, por no poseer una tarjeta de crédito, ni historial crediticio. Pero el ‘e-commerce’ y su uso siguen aumentado exponencialmente, garantizando que más de 23 millones de colombianos (y sigue creciendo) posean al menos un producto financiero activo. El objetivo principal: terminar con el crédito gota a gota, la alta afluencia de pagos en efectivo e incrementar el nivel de acceso a los pagos y las compras por internet.

Nuevas empresas Billeteras Digitales

Con este fin, se crearon compañías que aún operan hoy día de forma eficiente y 100% digital; estas se comportan como billeteras digitales, y se siguen conformando más cada día; en muchas de ellas, resaltan algunas nuevas promesas como que ya cuentan con el aval de la Superintendencia Financiera; este es el caso de Coink, cuya app y sitio web siguen en construcción. CredibanCo, aun trabajando en su plataforma digital, que podría llegar al mercado con otro nombre y Dale, la cual se espera sea la Sedpe del Grupo Aval y le pertenecerá a todos los bancos del Holding.

La tasa de interés anual puede variar desde el 0% hasta el 59.141% Repago desde 3 meses hasta 20 años. Ejemplo drepresentativo: Si solicitas un monto de $900.000 por un plazo de pago de 7 meses, lo devolverás en cuotas mensuales de $227.356. La cantidad total a devolver sería de $1.591.490. Este es un servicio de búsqueda y comparación de créditos. Las condiciones dependen de la compañía financiera, tipo de producto, cantidad y duración del préstamo.